Fanfic de Valencia

Discussion in 'Creación de los Fans' started by junavatar, Nov 20, 2017.

  1. junavatar

    junavatar Member

    Joined:
    Apr 4, 2017
    Messages:
    53
    Likes Received:
    45
    Buenas.

    Me presento. Me llamo Mildred dentro del juego y soy líder del Clan Fianna. En mis tiempos libres me gusta escribir y, junto a los oficiales del gremio, organizamos actividades para entretener a nuestros miembros del gremio. El nuestro es un gremio PvE/Habilidades de vida enfocado a la socialización y a generar un buen grupo humano.

    El domingo 19 de noviembre, el primer fin de semana de la expansión de Valencia, salimos con el gremio a descubrir el nuevo territorio y a sacar algunas fotos para los eventos. Para quienes estén interesados en la lectura, les comparto una mini crónica que escribí sobre la experiencia. Disculpas si hay varias de las cosas que no entienden. El texto lo escribí principalmente para los integrantes del gremio con los que compartimos anécdotas y bromas en común de los casi 5 meses que llevamos en BDO y para generar un recuerdo de nuestra aventura.

    Con un pie en lo desconocido

    [​IMG]
    (Fotografía por George Steinmetz)

    "¡Espérenme!", la bruja corría con todas sus fuerzas en dirección a la salida este del Bazar.

    Un grupo de un par de docenas de personas estaba reunido en las puertas del implacable desierto de Valencia. "Te estamos esperando hace quince minutos, Gluta...", una alta mujer sobre un camello llevaba un enterizo color ocre con cintos de cuero que servían de faja. Por la capucha, se entreveían cabellos rojos como el fuego. Su mirada, fría y preocupada.

    La bruja tropezó con una piedra y terminó de bruces contra el suelo. Con lágrimas en los ojos, levantó la mirada y exclamó: "¡AIÚDAME, MILDRED!".

    Risas generales.

    El grupo de fenians estaba a punto de salir a explorar los confines del mundo por primera vez.

    La decisión se había tomado una noche durante la semana en una de las cenas de la mesa del trísquel: "Será sencillo, Mildred. Varios ya contamos con brújulas.", había asegurado Neshama, la hechicera de los Fianna que era reconocida en todo Balenos como "la muerte andante de los novatos". "No lo sé, Nesha. Tú sabes lo que significa coordinar a tantos fenians juntos. Tan solo recordar a los de Olimpo bajando por aquel barranco en la primera Guerra... aún me quita el sueño.", había dicho la líder de los Fianna con un escalofrío recorriéndole la espalda. En ese momento, había sentido como una mano subía por su pierna en dirección a la entrepierna. "Te preocupas demasiado Mildred.", había susurrado una mujer adulta con anteojos. "Si estoy yo, nada puede salir mal.", continuó, de forma seductora, a su oído. "Si estás tú, TODO puede salir mal, Lheo.", restalló Mildred mirándola fíjamente con sus ojos verdes. "¿¿O acaso ya no recuerdas aquella misión que TEÓRICAMENTE solo debíamos ir a pescar y, POR ALGÚN MOTIVO, terminaste mágicamente con gente que estaba pescando tranquilamente y de uno de los gremios más poderosos del reino sobre TU BARCO??", había continuado tajantemente su reto mientras le pelliscaba la mano para quitársela de encima. Haciendo caso omiso de los comentarios, la valquiria se había dispuesto a tomar su mezclador y a batir incesantemente con un semblante perverso.

    "Mildred, es hora de salir", la voz de una joven con cabellos blancos, ojos azules y pequeños piercings en la boca, la trajo de nuevo a la realidad. Vestía un ostentoso vestido con piel en los hombros, medias veladas con líneas verticales oscuras y dos cuernos gigantescos saliéndole. Su mirada parecía fría, su guadaña, despiadada, y su expresión, imperturbable. A pesar de parecer cargar con un pasado oscuro, Mildred sabía que aquella hechicera llamada Yuka se preocupaba por el resto de los fenians tal o más que ella misma. "¡Maldito calor!", gimió la pequeña dama. Era de baja de estatura, su cabello tenía un misterioso fundido de castaño oscuro y color ceniza. Llevaba vestimenta ocre con motivos orientales y un largo bastón detrás. A su costado, una enorme bestia de ojos color rojo, similar a un perro endemoniado, la escoltaba atento a cualquier amenaza. Amenazas que, por un extraño motivo que su domadora nunca entendió, podían ser hasta caballos salvajes.

    "¿Qué sucede, princesa cachorra? ¿Demasiada arena para ti? ¿Dónde está tu pose con sonrisa triunfante ahora?", le dijo Mildred a Moraine con sus comisuras arqueadas y cargadas con un poco de malicia.

    "Cállate. Ojalá que te hundas en un médano.", Mildred sintió que la acidez de su comentario podía derretir hasta el lingote de plomo más compacto producido en Keplan. Acto seguido, comenzó a tomar de su botella de agua purificada.

    Un camello se acercó por detrás y, mirando hacia la cadena montañosa que estaba a algunos kilómetros de distancia, la valquiria con tez más blanca que el más fino de los algodones de Mediah, le dijo a Mildred: "Estamos todos. Me quedaré en la retaguardia para asegurarme de que nadie se pierda.", la valquiria Auriell llevaba un parche en uno de los ojos y cargaba con una enorme lanza dorada a sus espaldas. "Gracias Zoe.", le respondió Mildred.

    El sol había llegado a su punto cúlmine en el cielo y la luz hizo refulgir con violencia el metal de las armas de los fenians que, al recibir la orden de avance, se montaron a sus camellos dispuestos a romper el silencio del desierto y descubrir un nuevo mundo.
     
    Last edited: Nov 20, 2017
    Kalem likes this.
  2. BaDcRiS

    BaDcRiS Member

    Joined:
    Jul 13, 2017
    Messages:
    74
    Likes Received:
    16
    estaba buena la weed! buena idea.
     

Share This Page